Detección temprana de Ictus

Pulsera para detección temprana de Ictus | Fundación Jiménez Díaz

AÑO: 2019.

CLIENTE: Empresas del sector de la salud.

TECNOLOGÍA: Wearable, Algoritmos de detección.

Necesidad abordada y beneficio aportado

La ventana de actuación en caso de ictus es de tan sólo 4 horas, por lo que cuanto antes se detecte más margen se deja de actuación ante el ataque.

Descripción

Se está desarrollando una pulsera wearable que detecta un posible ictus en base a tres variables: tensión arterial, tono muscular y alteraciones de la voz. Al detectarse alteraciones en estas tres variables, se lanza una alerta a un neurólogo de guardia que confirma el caso y lanza el Código Ictus.
El proyecto se articula mediante un acuerdo con una empresa que aporta el SW y HW, mientras que la FJD aporta el conocimiento científico técnico en materia de salud y proceso de señales biomédicas.